Esta web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar la visita, aunque en ningún caso se utilizan para recoger información de carácter personal.

Más información Política de cookies

In-Progress Torrox contará con Rycardo Moreno y Celia Flores, Mercedes de Córdoba, María Moreno y La Tremendita

Radio en directo

Noticias


In-Progress Torrox contará con Rycardo Moreno y Celia Flores, Mercedes de Córdoba, María Moreno y La Tremendita

Figuran entre los artistas y compañías que llegan a las residencias artísticas y técnicas impulsadas por el Ayuntamiento de Torrox y Flamenco Festival.

Torrox volverá a ser en 2024 lugar de confluencia de creadores flamencos de reconocido prestigio nacional e internacional, a los que se suman nuevas figuras en torno a este arte, procedentes de distintas expresiones artísticas y generaciones. El programa de residencias de creación In-Progress contará con la participación de compañías y artistas como el binomio formado por Rycardo Moreno y Celia Flores, Mercedes de Córdoba, María Moreno y La Tremendita, entre otros, que trabajarán y preestrenarán sus proyectos a lo largo de este año, como han explicado el concejal de Cultura del Ayuntamiento de Torrox, Salvador Escudero, y el director de Flamenco Festival, Miguel Marín.



Impulsada por el Ayuntamiento de Torrox y Flamenco Festival -la mayor plataforma internacional para el flamenco con actuaciones estables en Nueva York, Londres y Miami- a través de la Fundación Concienciarte, y con la colaboración del Ministerio de Cultura, esta iniciativa busca ampliar los horizontes creativos en el flamenco y propiciar un espacio para la indagación, la experimentación y la reflexión sobre temas de relevancia social, así como ofrecer las condiciones técnicas idóneas y la asesoría necesaria para que dichos proyectos puedan desarrollarse; entendiendo el arte como una herramienta de transformación individual y colectiva y de permanente diálogo entre diversas disciplinas y distintas tradiciones culturales.



Olga Pericet, Sergio de Lope, Sara Jiménez o la Compañía Musa, así como Ana Morales, Premio Nacional de Danza 2022, o Rocío Márquez son solo algunos artistas nacionales del flamenco que ya ha pasado por Torrox para desarrollar sus proyectos artísticos en este privilegiado enclave natural a través de In-Progress. Todos ellos han tenido ocasión de crear sin presiones ni interferencias, poniendo el foco en los procesos creativos, gracias a este programa de acompañamiento artístico y de creación que incluye, también, una asignación económica para cubrir la manutención de las compañías.



Los proyectos que protagonizan esta tercera edición de In-Progress, son los resultantes del proceso realizado por el comité de selección, conformado para la ocasión por el director de Flamenco Festival, Miguel Marín; la directora del Teatro de la Zarzuela, Isamay Benavente; la directora del Certamen de Coreografía de Danza Española y Flamenco, Margaret Jova; el director de la Bienal de Flamenco de Sevilla, Luis Ybarra; y el director del Festival Grec de Barcelona, Francesc Casadesús.



Como clave distintiva de este ciclo, la tercera edición de In-Progress volverá a trasladar al público el trabajo realizado por los artistas y las compañías, tal y como venía haciendo el programa iniciado en 2012 por Flamenco Festival, en el que han tenido ya lugar multitud de residencias articuladas en colaboración con algunos centros de referencia mundial como el Sadler’s Wells, New York City Center, Jazz at Lincoln Center o Adrienne Arsht Center. En ellas han participado hasta ahora más de 75 artistas como Rocío Molina, Dorantes, Jesús Carmona, Joaquín de Luz o Esperanza Fernández.



Ahora, desde Torrox y partiendo del concepto ‘glocal’ (local y global), la voluntad de In-Progress es fomentar la eclosión de polos creativos fuera de las grandes ciudades e impulsar la proyección internacional de la creación flamenca a través de las actividades que regularmente organiza Flamenco Festival con sus teatros colaboradores en Londres, Nueva York y Miami. En este sentido, desde la Costa del Sol Axarquía, el Ayuntamiento de Torrox sigue apostando con este ciclo por la creatividad y la cultura como motor para la dinamización económica y social.



Casi una decena de los procesos creativos presentes en In-Progress traen consigo un intenso calendario de preestrenos y creaciones en proceso abiertas al público. Es el caso de Fuensanta ‘La Moneta’. La bailaora y coreógrafa granadina llega a Torrox en el mes de febrero para la puesta a punto técnica de Vínculos, espectáculo que preestrenará el día 16. También en febrero, la bailaora Sara Jiménez, llevará a cabo la residencia técnica de Ave de plata, proyecto con el que fue seleccionada en la convocatoria 2023 y que tiene como punto de partida las danzas macabras (género artístico medieval centrado en la universalidad de la muerte). Desde ahí, propone una última danza, un último tiempo, una última celebración para alargar la vida que mostrará en el Centro Pompidou para después estrenas en el Teatro Alhambra de Granada el 21 de febrero.



También de la convocatoria 2023, la compañía Estévez y Paños llegará a Torrox en febrero para dar forma y mostrar en un preestreno Quadro Nº1: la maquinaria (meter los pies), un proyecto que se configura como la primera pieza de Quadro y que nace de algunos conceptos, opiniones, testimonios y experiencias sobre el zapateado y la acción de zapatear de los bailaores históricos que sentaron las bases del arte flamenco.


Ya entre los meses de marzo y abril, y como última propuesta seleccionada en la convocatoria 2023, Manuel Liñán trae a In-Progress Amor, amado, amén, work in progress para el espectáculo Muerta de Amor, que verá la luz a modo de preestreno en junio. En esta pieza, Liñán pone el foco en la emoción y la carne, y lleva a cabo un proceso de investigación que le invita a descubrir la necesidad del ser humano de relacionarse, la necesidad de acercamiento entre los cuerpos y lo que los impulsa.

Una rosa azul y dos ojos rojos es el título de la pieza que la bailaora sevillana Macarena López va a trabajar y preestrenar en Torrox en marzo y, posteriormente, en mayo; un espectáculo inspirado en la figura de Marga Gil Roësset, perteneciente a la Generación del 27, sus enigmáticas obras y su escritura. Todo ello para tratar de descifrar la potencia creadora del deseo.

Por su parte, Rycardo Moreno y Celia Flores llegan a esta residencia para poner el foco en el encuentro entre la tecnología de último diseño, la guitarra de Moreno y la voz de Flores. Esta propuesta de flamenco contemporáneo se desarrolla con una voz narrativa basada en las composiciones propias de ambos artistas, donde la improvisación y el juego con la tecnología juegan un papel esencial.

El segundo semestre del año comenzará con la residencia de la bailaora Mercedes de Córdoba, que trae a In-Progress el proyecto Olvidadas; una pieza que parte de la premisa del recuerdo, el amor, la animación y la lealtad a lo que debería ser. La bailaora rinde homenaje a Las Sinsombrero, las mujeres que pertenecieron a la Generación del 27, que dieron su vida por la cultura y han quedado silenciadas y en el olvido. Y lo hace con recursos contemporáneos en una propuesta que, como ella misma explica, es “un culto, una veneración, una obligación, un grito de admiración. Un abrazo a su legado, a su alma, a su cuerpo, a su espíritu, a lo que fueron, son y serán”.

En su caso, la bailaora María Moreno repite con el director Rafael Villalobos, tras More (no) More, con Magnificat, el espectáculo que pondrá a punto en esta residencia creativa y técnica. Una incursión del flamenco en la música sacra, llevando el baile hacia la abstracción y la interpretación libre y subjetiva de los aspectos místicos de algunos estilos de este arte.

Y el de La Tremendita también llegará en el segundo semestre del año a Torrox. Sincretismo es el nombre de la propuesta presentada por la cantaora de Triana, nominada en dos ocasiones a los Grammy Latinos, que, bajo el concepto de performance, indaga en las raíces de lo jondo para hacerlas converger con las expresiones contemporáneas. Este viaje está protagonizado por ella misma, intérprete, productora y compositora sevillana nacida en la década de los 80; y La Kaita, cantaora extremeña nacida en los 60: un coloquio sonoro entre dos generaciones del cante.

In-Progress también acogerá este año una serie de residencias sin preestreno, proyectos que llegarán al público en distintos escenarios y citas con el flamenco. Es el caso de Comedia sin Título, la propuesta seleccionada de la bailaora cordobesa Úrsula López; y de La Danza Ordenada, de la bailaora Vanesa Aibar; un espectáculo nacido del impacto que la cristalografía ha tenido en la construcción del edificio intelectual de la danza moderna y el flamenco.

Torrox también acogerá la puesta a punto de los proyectos presentados por las bailaoras Irene Morales (Veredicta), Florencia Oz (Ritmos Cardiacos) y Rocío Garrido, que en La Inspiración recoge la esencia, la forma, el estilo y el baile de tres de sus musas: Carmen Amaya, La Chana y La Singla. Y cierran la selección el bailaor y coreógrafo Yoel Vargas, y el músico y compositor Juan Manuel de las Heras, formando un tándem que se sumergirá en la música clásica y contemporánea para dar vida a una coreografía con distintas influencias estéticas y sonoras inspirada en el tratamiento del óbito (fallecimiento de una persona y título del espectáculo) y el luto en diferentes culturas.